enviar cartas en tarragona

En Canada Vuelan y se Arrastran

No querías caldo, dos tazas. Hoy más de frío

Si, si.

Continuamos con lo frío.

Será para compensar. Si estás en España seguro que no tienes rigores de Sol.

Por eso, para compensar.

Nos vamos de Rusia a la parte de arriba del continente americano.

Buena gente en América también.

Mira, en algunos lugares remotos de Canadá, el correo se entrega por aviones de carga en pistas de hielo y nieve, y también se utilizan trineos tirados por perros para llegar a comunidades inaccesibles por carretera.

Les llega el correo como cuando llega Papa Noel.

Desde el cielo y con trineo.

Otra que tal, fíjate, aterrizar en una pista de hielo. La templanza y la destreza tiene que estar en un capazo al lado del piloto para poder cogerla a puñados.

Ya cuesta controlar en pie un suelo helado, imagina un cacharro de toneladas que baja del cielo.

Seguro que el cartero es esperado con alegría.

Mira lo que te digo, lo de los trineos también debe ser curioso de ver, aunque no lleven correo. Un puñado de perros arrastrando un trineo y te sacan una ano para entregarte la carta.

¿Cómo lo harán para firmar una carta certificada? ¿Funcionan en el frío los «bolis»?

Como te dije ayer, prefiero el solaco que nos cae.

Vamos a mirar el lado gracioso del asunto, del calor que tenemos digo, si me contactas para entregar tus cartas, te aseguro que llegan calentitas.

Ya no te digo ná del cuñao, no quiero provocar que comience a caerte bien de tanto nombrarle.

Al que no puedo dejar de nombrar es al marido de la vecina que taconea. ¡¡Que arte tiene la chiquilla, chico!!

No hay garantía de devolución, lo que si hay es la garantía, o casi, de que cada día te voy a enviar un correo a tu bandeja. Pim Pam, Pim Pam, un día tras otro, Pim Pam, Pim Pam. Para suscribirse, abajo.


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

enviar cartas en tarragona

*Experiencias, vivencias y demás chorradas cada día en tu correo.