enviar cartas en tarragona

Esposa se Parte la Caja

Llego a un portal de una calle pequeña y llamo al telefonillo.

Son más de las seis de la tarde.

No contesta nadie.

Debo entregar una notificación.

Recuerdas ayer. Te comentaba del sorteo de componentes de las mesas electorales.

Ara ya estas situado. O un poco mas.

Atiende…

Estoy en un portal en el que nadie del edificio responde a mis llamadas al portero automatico. Insisto una vez más. No me qedara mas remedio que molestar a los vecinos para que me abran la puerta para dejar un aviso. A la par que voy llamando a otras viviendas comienzo a rellenar el documento.

En eso que aparece una madre y su hijo. Ella hablando por el movil. El chaval con un patinete. Un patinete normal, no electrico. Se quedan un poco retirados mientras ella acaba la conversación.

Yo termino de rellenar el aviso. Me lanzo a la suerte.

  • Perdone, ¿no será usted la inquilina del 2º 1ª? le pregunto
  • Si, soy yo, responde

A lo que añade

  • ¿No será de las elecciones? ¿Es para mi marido?
  • Si, le respondo, Le ha tocado Presidente, pero suplente, puntualizo.

La mujer empieza a reir. A reir escandalosamente. Vamos, que se esta partiendo la caja.

  • ¿Seguro? me dice
  • Claro, vamos eso pone aqui, mire y le señalo el documento que me tiene que firmar. El resto de documentación asi como un pequeño manual va dentro de un sobre cerrado.
  • El otro dia le estaba diciendo a mi marido que, como hace poco que nos hemos mudado seguro que lo pillan para estar en una de las mesas, me estaba explicando la señora sin dejar de reir.

Total, que le he entregado el sobre. Le he sugerido, también, que no le entregaria el sobre hasta despues de la cena. A la hora de acostarse, no sin antes guiñarle un ojo diciéndole algo asi como «te espero en la cama que te tengo una sorpresa».

O sea, esposa de Sergio, si lees estas líneas, por favor, comenta como fue la sorpresa. Mi deseo es saber si el se ha reido tanto como tú.

Otra. Esta es más corta, pero chistosa tambien.

Dejame que divague un poco sobre el acontecer de una y otra. La mayoria de la ocasiones, cuando te lo cuentan pierde gran parte de la gracia. Y por escrito mas, por lo que te recomiendo un ejercicio que funciona. Palabrita de niño Jesus. Leelo en voz alta. Asi no es leido sino escuchado y se aproxima mas a lo real.

Te cuento la otra y te dejo trabajar ya, si es que aun no has comenzado.

Una calle del casco antiguo. Una calle llena de casas viejas. Una de ellas, el numero seis para ser exactos. Eva Maria vive alli.

Llamo. Un portero automatico que tiene musica marchosa y pegadiza. Y con un volumne muy fuerte para estar en la misma calle, no en el interior.

Me responde una voz femenina.

Asoma una jovencita. Le pregunto por Eva Maria.

  • Es mi madre, dice
  • Mmm, pero tu tienes 18 años, le pregunto. La veo muy joven y me asalta la duda. Duda comprensible, estoy seguro, si la tuvieras delante.

Le leo lo que es; el puesto a ocupar en una mesa para las elecciones.

Le ha correspondido primer suplente de presidente de mesa

  • No puede ser, me responde
  • No puede ser el qué, le inquiero. ¿No puede ser presidente o no puede ser suplente? No todos podemos ser titulares, le afirmo.

Le ha entrado mucha risa y ahi la he dejado. Con su risa mientras yo me iba con la mia. A entregar la siguiente carta.

Como puedes comprobar, si pones un poco de imaginacion, no es lo mismo estar en la conversacion que leerla.

Momentos como este son los que se intenta tener a diario mientras se trabaja repartiendo cartas

P.D. No todos lo toman con buen animo el tener que estar todo el dia pendiente que que las personas voten. Siempre recuerdo lo que me dijo un vecino hace años; Ya que tenemos la pena de trabajar, por lo menos intentemos trabajar sin pena.

¡Ah, y no olvides recomendarme. Envía este post a quien creas que le gustará. Te lo agradeceré una jartá.

Si es tu deseo (el mio si es hacer que te lleguen) recibir articulos como este en tu bandeja de entrada, suscribete hoy mismo para no perderte ninguno desde hoy.


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

enviar cartas en tarragona

*Experiencias, vivencias y demás ruido mental cada día en tu correo.