enviar cartas en tarragona

¿Me Has Dejado Algo?

Me has dejado algo

Llamas al portero automático.

Prrt, prrrt

Esperas unos segundos. Minutos incluso, a que algún vecino del inmueble te abra el portal. O, quizá, alguno de ellos entre o salga y te deje libre el paso hasta los buzones y puedas entregar el correo del día.

Llevas un puñado de cartas. Un buen puñado en las manos.

Llegas a la altura de los receptáculos y, oh, ‘dita sea..

No hay nombres en los buzones, apenas unos números mal escritos y desordenados.

Intentas hallar un orden lógico a la línea de cajetillas cuando detrás de ti suena una voz;

-¿Me has dejado algo?

Ojito…

Hay otra variante más dura;

-¿Me traes algo?

Mmmmnn…

Sin acabar de apartar la vista de los buzones intentas esbozar un;

-Aún no

Pero la persona que te ha saludado de esa forma demandando una respuesta rápida ya está encima de ti mirándote inquisitivo esperando una respuesta.

Si

No

Pero una respuesta tuya.

Al momento le dices que no lo sabes, que no están en orden y que, si te dice el piso donde vive se lo miras en un periquete.

Ya no espera, ya está llamando al ascensor con un;

Déjalo ahí, ya las cogeré luego.

Situaciones de estas se encuentran a diario en mi profesión.

Para recibir artículos como este en tu correo, suscríbete abajo…


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

enviar cartas en tarragona

*Experiencias, vivencias y demás chorradas cada día en tu correo.