enviar cartas en tarragona

El día que soñé con Isra Bravo

Soñé con Isra Bravo. Me imagino que no soy el único ni el primero. unos por unos motivos, otros por otros distintos.

Antes de contarte el sueño con Isra deja que te comente algo sobre los sueños a nivel personal. Luego, más abajo, quizá me atreva a decirte el porqué de la publicación de este sueño..

Mira, (ya escribo como Isra, por lo menos esta palabra), los sueños ocurren por lo que sea. No vamos ahora a buscarle el significado a mi sueño con él que a saber lo que aparece.

Una cosa si está clara, si no tomas nota rapidamente del sueño se te olvida.

Yo tomé nota.

Hay tres protagonistas principales en el sueño; el propio Isra Bravo, yo mismo y mi padre. De refilón aparecen su esposa, o compañera, y su hija. No me preguntes como son ya que no las «ví» de forma tan nítida como a él y a mi padre.

El sueño comienza que mi padre y yo vamos en una Citroen C15 a llevar unas cajas de botellas de vino a la casa de Isra. Isra vive en mi pueblo (en el sueño, y en eso se queda). Daría aquí la dirección y todo, se trata de un edificio no muy conocido por la dirección.

Llegamos a su casa y aparece en el portal, él y su familia.

Saco una caja de botellas. Isra coge una de ellas y, mirando la etiqueta, pregunta –¿esto es el precio?. Le respondo que el precio nunca va en las etiquetas.

Se trata de vino de Cariñena. Ojo al dato.

Tinto de Cariñena. Sin tonterías.

Como prueba cojo otra botella de otra caja para mostrárselo.

En lugar de vino aparece una botella de whisky Cardhu (¿Cardhu es whisky?). Una botella de Cardhu medio llena, o medio vacia, como prefieras. Sorprendido cojo una botella más. Cardhu también, esta entera.

Resumiendo, en total, de 4 cajas de vino que había en la C15 sólo una caja (12 botellas) eran de vino.

Botellas de vino de a litro.

Vino de Cariñena.

Recuerdo de niño, en la tienda de mis padres, vendíamos un tintio de Cariñena en botellas de litro. Su marca Don Mendo.

Una caja de plástico con 12 botellas. El envase era para retornar, osea, que había «casco«.

Lo demás todo Cardhu. Unas enteras, las otras medias.

Intentando comprender la pifiada de ir a vender vino al mismísimo Isra Bravo y llegar con whisky me suena la alarma del despertador.

Abro los ojos y cojo el móvil para apuntar enseguida lo del sueño con Isra. Y aquí te lo dejo.

¿Porqué te cuento este sueño?

¿Conoces a Isra Bravo? Yo y un montón de personas menos lerdas le seguimos y aprendemos de él. Si nosabes de quien se trata, sólo haz una búsqueda en google y verás.

Hasta él es conocedor de que poniendo esas dos palabras (isra y bravo) seguidas con un espacio que las separa es suficiente para tener un buen puñado de potenciales visitas a esta página. Al igual que has hecho tú.

Este, y no otro, es el motivo de publicar mi sueño.

¿Me he inventado el sueño buscando visitas? No.

Las visitas las busco con la publicación.

Gracias por tu visita.

Para suscribirte a mi lista tienes el formulario más abajo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

enviar cartas en tarragona

*Experiencias, vivencias y demás ruido mental cada día en tu correo.